Basílica del Pilar y sus torres como miradores aereos

vista aérea de Zaragoza desde una de las torres de la basílica del Pilar

Si ya has llegado a Zaragoza para poder disfrutar de cada uno de sus monumentos, calles, avenidas, casco histórico y entornos maravillosos, entonces no puedes dejar de visitar a una de las edificaciones religiosas más importantes para los zaragozanos, misma que es la Basílica del Pilar.

Esta Basílica del Pilar tiene interesantes elementos para poder disfrutarlos en nuestro viaje de turismo de la ciudad, estando entre ellos cada una de sus torres, las cuales las podemos apreciar desde el mismo instante en que estemos por ingresar a esta maravillosa edificación. Pero si esto te parece grandioso, no hay mejor experiencia que subir a lo más alto de algunas de estas torres, ya que desde allí tendrás la impresión de estar en lo más alto de la ciudad, cerca de las nubes y con una visión de águila, ya que podrás disfrutar de todo lo que le rodea desde un punto estratégico de la ciudad.

A los pies de la Basílica del Pilar

Y claro, si hemos decidido subir a una de sus torres, que bien podría ser la de San Francisco de Borja según la recomendación de expertos en el turismo de Zaragoza, podemos tener todo a nuestros pies, o mejor dicho, a los pies de la basílica del Pilar, estando incluido en este panorama la silueta del río Ebro. Muchos recomiendan subir a esta torre debido a que está ubicada prácticamente al lado del Puente de Santiago, lo cual es ventajoso debido a que desde dicha situación se puede tener una de las vistas panorámicas más espectaculares de toda la ciudad de Zaragoza.

Son aproximadamente 70 metros de altura los que contempla esta Torre de San Francisco de Borja, algo que seguro disfrutaremos si no sufrimos desde vértigo. Pero si crees que la altura no es problema sino más bien el recorrido que tendrás que realizar, debemos mencionar que actualmente el ascensor está completamente rehabilitado, mismo que inclusive esta adecuado para quienes usan silla de ruedas; el trayecto desde la parte más baja hasta la misma punta de esta torre dura aproximadamente medio minuto, ya que con este nuevo ascensor se puede viajar a una velocidad de 2.5 m/s, tiempo bastante corto para llegar a lo más alto de la Basílica del Pilar.

Te puede interesar

Escribe un comentario