Belchite, destino ideal para el puente de Todos los Santos

Belchite

El pueblo viejo de Belchite

La provincia de Zaragoza cuenta con uno de los lugares más mágicos de la geografía española: el pueblo viejo de Belchite. Aunque actualmente es una localidad próspera, su nombre es sinónimo de sucesos paranormales para los amantes del ocultismo.

Desde hace décadas estas ruinas han atraído a multitud de curiosos que buscan en sus calles y edificios abandonados los sonidos, imágenes y sensaciones fantasmales que dicen que impregna todo el pueblo.

La leyenda se remonta a la Guerra Civil Española y al bombardeo que sufrió el pueblo que produjo la muerte de sus habitantes. Actualmente, el pueblo se divide en dos partes, Belchite el Viejo y la parte nueva.

En el verano de 1937, los republicanos iniciaron una ofensiva con que consiguieron ocupar Quinto, Codo y Mediana, amenazando la ciudad de Zaragoza. Tras un año de guerra civil, los nacionales del general Franco se encontraban a punto de entrar en Santander y la ofensiva republicana en Aragón pretencía impedir la pérdida de Cantabria y del frente del Norte que aún resistía.

A finales de agosto, el avance de las tropas republicanas se encontró con un grave escollo, Belchite, bien fortificado y con una guarnición nacionalista de unos dos mil efectivos que resistieron hasta septiembre de ese año. El pueblo quedó completamente arrasado y se calcula que murieron unas seis mil personas en la batalla.

La ciudad fue destruida y Franco decidió no reconstruirla y dejarla como recuerdo de la contienda, por lo que se comenzó la construcción del nuevo Belchite justo al lado, a cargo de prisiones de guerra republicanos.

Quienes han estado paseando por sus ruinas describen sensaciones de miedo, angustia, como si hubiera vida en el pueblo. Investigadores de lo paranormal han encontrado aquí un lugar perfecto para realizar psicofonías, siendo uno de los lugares donde se han obtenido mejores resultados tanto por la cantidad como por la calidad.

Una de las psicofonías más famosas y más claras es la que un equipo grabó en la Iglesia de San Martín en la que se podía escuchar la voz de un niño decir: “Rojo al suelo.”

Aunque están sin acondicionar para el turismo, más de diez mil personas visitan estas ruinas cada año. Dadas sus características, es la escapada perfecta para aquellos que busquen misterio en el próximo puente de Todos los Santos.

Te puede interesar

Categorías

rutas

María Ibáñez

Soy Gestora de Información y Documentación (la manera fea de llamar a los bibliotecarios y archiveros). Me gusta viajar, descubrir las ciudades, fijarme en los detalles, las anécdotas, la historia, exprimir las guías y contar aquello veo y descubro. He tenido la suerte, además, de poder vivir en varias ciudades españolas y alguna del extranjero.

Escribe un comentario