Daroca, destino de interés turístico en Zaragoza

Anteriormente habíamos estado visitando al Monasterio de Piedra, hay quien desea disfrutar con mayor incidencia de la paz y tranquilidad que aquí existe, pudiendo conseguir ello si te al hojas en alguna de las habitaciones de su apacible hotel, mismas que prácticamente están instaladas en lo que antiguamente eran las celdas de un antiguo Cenobio de Zaragoza.

Nuestro recorrido tiene que seguir, siendo quizá el próximo destino Daroca, lugar en donde encontraremos kilómetros de fortificación y en los cuales, las cuatro puertas son de interés para quienes visitan el lugar. Aquí también encontrarás a un castillo musulmán y a su Colegiata de los Sagrados Corporales; lo maravilloso de este lugar se encuentra en la ubicación de la ciudad, ya que la misma prácticamente esta incrustada en un barranco. Al igual que en otros lugares de Zaragoza, aquí también existen unas cuantas leyendas anecdóticas que se las ha venido contando durante generaciones.

Interesante leyenda de Daroca que se escuchan toda Zaragoza

Una de estas leyendas menciona a una gran tormenta que se habría ejecutado durante una tarde en Daroca, la cual fue tan fuerte que llegó a inundar todas las calles, provocando con ello que los portones no se pudiesen abrir y por tanto, el agua no pueda salir. Bajo este panorama, los habitantes estaban en peligro de morir ahogados, lo cual fue impedido gracias a la presencia de una gran roca que bajo desde lo más alto y rompió las puertas, haciendo que el agua fluya para terminar en un gran final feliz, según se cuenta en toda Zaragoza.

Quienes se dirigen a Daroca no pueden dejar de probar sus deliciosos dulces, golosina preciada tanto por propios y extraños que hacen del paseo por estos rumbos de Zaragoza, una actividad mucho más agradable. Cerca de aquí se encuentra la laguna de Gallocanta, lugar en donde suelen agruparse en una gran cantidad de miles de grullas en determinada época del año. Un espectáculo grandioso que se puede vivir en esta Laguna de Zaragoza, es cuando estas aves llegan a volar muy alto de una formación de V, todo ello mientras emiten chillidos a manera de saludo a los visitantes al lugar.

Te puede interesar

Escribe un comentario