Descansar en nuestra visita a Farasdués

Habíamos mencionado anteriormente sobre la presencia de diferentes casas a lo largo del poblado de Farasdués, sino que muchas de ellas tienen como material de construcción a la piedra; también existe la disposición de una gran cantidad de arcos que viene a ser el decorativo principal del poblado, algo digno de fotografiar y de disfrutar en nuestra próxima visita hacia el lugar.

Aquel arco que se encuentra en la calle Cervantes es uno de los más visitados, ya que este fue considerado como la puerta de entrada al poblado en la época medieval; es más, siguiendo por la misma calle Cervantes podrás encontrar que aún existe el horno de la panadería, delicioso lugar en el que disfrutarás uno de estos productos hecho completamente en un horno de leña. Hay quienes aseguran que en la época de invierno, no hay mejor placer que comer un delicioso pan recién sacado del horno de este lugar.

Pero si la intención es la de buscar un turismo que involucre al paisaje pero también a una tranquilidad dentro de la provincia de Zaragoza, debemos mencionar que este podría ser el lugar ideal, ya que aquí encontrarás una paz como ninguna, aire fresco para respirar y purificar sus pulmones y la compañía de sus 200 habitantes tan amables que te atenderán de una manera muy cordial. Si quieres alejarte del bullicio de la ciudad y el estrés del trabajo durante un fin de semana, tenga en cuenta al poblado de Farasdués en sus próximas vacaciones.

Te puede interesar

Escribe un comentario