Descubriendo Zaragoza: La Fuente de la Samaritana

Fuente de la Samaritana

La Plaza del Justicia es quizás una de las plazas más hermosas de la ciudad. Situada en pleno casco antiguo de Zaragoza, entre la Plaza del Pilar, la calle Alfonso y el Mercado Central, la Plaza del Justicia cuenta con hermosos edificios que le dan un carácter especial, destacando especialmente la iglesia de San Cayetano, y el Colegio Notarial.

Pero junto a los edificios que conforman este céntrico espacio, en el centro de la plaza hay una fuente que termina de darle el toque especial a la Plaza del Justicia. Se trata de la fuente de la Samaritana. Una fuente que representa, como su nombre indica, a una samaritana o aguadora fundida en hierro en 1866 por los históricos talleres Averly de Zaragoza.

La escultura fue situada originalmente en la zaragozana Plaza de la Seo, pero como tantas otras fuentes de la ciudad, fue trasladada desde su ubicación original hasta un nuevo emplazamiento. En el caso de la de la Samaritana, la fuente fue trasladada en el año 1960 desde La Seo hasta su actual ubicación, en la Plaza del Justicia.

La escultura de la Samaritana, de estilo neoclásico, está inspirada en temas habituales en las tendencias decorativas del Segundo Imperio Francés. Vestida como una ninfa vestida por una túnica de estilo grecolatino, la estatua mide un par de metros de altura y vierte el agua desde los dos cántaros que lleva, uno agarrada por un brazo en la cadera izquierda, y el otro que se encuentra apoyado sobre el hombro derecho.

Te puede interesar

Categorías

Varios

Escribe un comentario