El Ayuntamiento plantea reformar el entorno de las Murallas romanas

Murallas Romanas de Zaragoza

El Alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, abrió el debate esta semana. Aprovechando las obras de la segunda fase del tranvía a su paso por el Mercado Central y por las Murallas Romanas, Los Tranvías de Zaragoza y el Ayuntamiento de la capital aragonesa quieren reformar la zona. Una reforma que si bien ha sido bien acogida en su conjunto, contiene detalles que están levantando polémica en internet.

La propuesta del Ayuntamiento quiere abrir la Plaza del Pilar al Mercado Central, para mejorar así el acceso a la plaza desde la parada del tranvía, que recibirá el nombre precisamente de Plaza del Pilar. La actuación que más apoyo recibe de momento es la supresión de los arcos de ladrillo que fueron construidos en la década de los 90 durante el mandato del alcalde Triviño y que rememora la antigua Puerta de Toledo. Estos arcos ya causaron la polémica cuando fueron levantados, ya que para una parte importante de la sociedad zaragozana eran un pegote que no hacía nada más que afear el entorno.

La propuesta municipal, que de momento está siendo debatida, plantea también la supresión de la fuente de la rana, y el traslado de la estatuta del emperador Augusto a la confluencia de la Plaza del Pilar con la calle Alfonso. Precisamente, el traslado de la estatua de Augusto es una de las actuaciones más criticadas del plan de reforma. Para muchos, el lugar natural de la estatua es el entorno de las Murallas Romanas, mientras que el traslado a la Plaza del Pilar carece de sentido, ya que la Plaza del Pilar no necesita de más ornamentos, y además rompe la visión de la Basílica desde la calle Alfonso.

El Plan también contempla la reurbanización del entorno de San Juan de los Panetes, sustituyendo el actual zócalo de la iglesia por un graderío, y la supresión de la fuente de la Hispanidad. Según los técnicos que han elaborado el plan, si finalmente se eliminara la fuente que cierra la plaza por el oeste, se lograría abrir la plaza del Pilar hacia San Juan de los Panetes y las Murallas Romanas, acabando con el concepto de bandeja que impera en la actual plaza. En esta zona, la propuesta también apuesta por dedicar el edificio de los juzgados a usos universitarios, tras el próximo traslado de los juzgados a la Ciudad de la Justicia que se está construyendo en estos momentos en el recinto de la Expo.

Fotografía – Nacho Viñau Ena

Te puede interesar

Escribe un comentario