El desarrollo de la Capilla del Pilar

Podría decirse que la capilla de Nuestra Señora del Pilar no estaba construida  aún hasta cuando existió la iglesia del tipo gótico, ya que luego de esta se tuvo que remodelar y hacer nuevos trazados para un nuevo diseño que se mantendría hasta la actualidad en la nueva iglesia y templo de adoración.

En el año de 1681 comenzaron las obras de remodelación de este templo, lo cual fue ordenado por don Juan de Austria, y que cuyas obras se terminaron para el año de 1711.

La gran acogida, fama y popularidad que llegó a tener este templo fue tan grande que en ese mismo instante se hizo necesaria la construcción de la Santa capilla, algo que se realizó para el año de 1754 y que según el rey don Fernando VI consideró que era el lugar perfecto para dedicarle a Nuestra Señora del Pilar. Las dimensiones del templo en la actualidad vienen a ser de 130 m de largo por 67 m de ancho, teniendo además 11 cúpulas a manera de corona, 4 torres y 10 internas.

Los materiales que constituyen a la Santa capilla son el mármol, bronce, jaspes y la plata; la imagen de Nuestra Señora del Pilar está tallada completamente en madera y tiene una altura de 29 cm, misma que se la ha hecho descansar sobre una columna de jaspe.

El camarín, que es el lugar en donde se encuentra la imagen de la virgen, es otra de las obras magníficas que se puede admirar, ya que a ésta se le adorna con brillantes, oro, plata y diferentes piedras preciosas que tratan de dar un gran baluarte a esta imagen de la santísima virgen.

Te puede interesar

Escribe un comentario