El escenario del Monasterio de Piedra

El gran experiencia podría ser la que nos encontramos en algún momento de nuestro viaje hacia la provincia de Zaragoza si nos encontramos tanto con monumentos así como también con paisajes que habrá una perfecta mezcla digna de ser apreciada, algo que siempre va a ser reconocido por parte de diferentes instancias.

El monasterio de piedra es uno de estos elementos que se encuentra rodeado de atractivos paisajes turísticos, razón por la cual se le ha llegado incluso a considerar como uno de los “reclamos turísticos” más importantes de todo Aragón; reconoce que esta edificación religiosa fue fundada para el año de 1195, lo cual se habría dado por parte de Alfonso II y que en un inicio, era dependiente también del monasterio de Poblet. La historia cuenta que el nombre de este monasterio está íntimamente ligado al río que nace muy cerca de aquí.

Y no solamente es este monasterio, sino que tal como habíamos mencionado anteriormente, es todo el conjunto que rodea al mismo, lo cual viene a ser uno de los factores más portantes para que el turismo en Zaragoza haya crecido inmensamente; se podrá observar la presencia de un parque animado frondoso que está decorado de forma natural por diferentes cascadas, en donde las aguas de manera caprichosa modelan diferentes formas y estilos dignos de ser fotografiados. Este lugar pertenece a la familia Muntadas desde el año de 1840, pudiéndose notar que aquí existe una iglesia en ruinas, pero con posibilidades de ser restaurada a su estado original.

Te puede interesar

Escribe un comentario