El islam en Zaragoza (II)

Por un motivo especial, al palacio de Aljaferia se le ha destinado como un parlamento autónomo regional de las Cortes de Aragón, razón de ello es que recientemente se le ha dado una restauración hasta el más mínimo detalle, con el fin de tratar de recuperar su identidad inicial.

Si se desea conocer cada una de las instancias de este maravilloso palacio, se debe ingresar entonces por él a la oriental, en donde se dispone una puerta con arco de herradura que nos da un acceso hacia la Iglesia de San Martín, misma que tiene un estilo mudéjar del siglo XIV.

Desde aquí se puede acceder a la parte más antigua o primitiva del palacio, encontrándose en primera instancia a un patio conocido con el nombre de Santa Isabel, el cual tiene una forma rectangular con diferentes y variados pórticos a los lados, mismos que han sido restaurados para tratar de obtener su decoración original.

En el lado norte de este recinto se puede encontrar a las dependencias más antiguas, pero bien conservadas, de la fábrica que funcionaba aquí, hallándose además una pequeña y bella mezquita que tiene una forma cuadrada en la base, y octogonal en la altura, disponiendo además de un hermoso arco de herradura en el hueco del mihrab.

Este viene a ser un pequeño oratorio que es considerado como una joya arquitectónica con elementos primitivos y originales, así como otros más actuales debido a una renovación exhaustiva.

Te puede interesar

Escribe un comentario