El milagro de los Corporales

Cuando decimos que vamos a ir de viaje algún lugar diferente en nuestras próximas vacaciones, debemos considerar que en dicho sitio vamos a conocer algo de relevancia que puede involucrar tanto a la historia como al turismo de la región.

En una de las localidades de la provincia de Zaragoza que tiene el nombre de Daroca se hace siempre mención acerca de lo que se conoce como el “milagro de los corporales”, algo que habría tenido lugar en unas tierras algo lejanas a este sitio; según esta leyenda, en plena reconquista cristiana estaban reunidas todas las tropas de Calatayud, Teruel y Daroca con el objetivo de luchar contra los musulmanes.

Resulta que los aragoneses fueron asediados y rodeados por todas las tropas de los moros, razón por la cual se decidió en ese mismo instante oficiar una misa para pedir en oración a Dios por la salvación ante tan inminente pelea desigual, algo que estuvo a cargo de el clérigo de la iglesia de San Cristóbal de Daroca, Nosén Mateo. Resulta que este clérigo llegó a tomar un baño en donde estaban guardadas las sagradas formas, logrando observar que las mismas estaban empapados de sangre algo que fue considerado como un verdadero milagro.

Se dice que el padre a la cabeza y sobre un asno blanco dirigió a la batalla con las hostias ensangrentadas mostrando a sus enemigos, habiendo vencido los cristianos en esta batalla gracias a la custodia del paño ensangrentado; posteriormente se lo llevó a la ciudad de origen como si fuese una reliquia muy importante; se dice que se tomó la decisión de colocar a estos corporales sobre una mula, dejando a ésta que camine libremente por doquier para ver en cuál de las 3 ciudades se detenía su caminar.

Te puede interesar

Escribe un comentario