El río Jalón, un recorrido con olor a natural

Si deseas conocer una región casi en toda su dimensión, lo más recomendable es que si es el recorrido de algunos de sus ríos, algo que bien podría socializar en la provincia de Zaragoza a seguir el curso del río jalón, mismo que inclusive luego de nacer en la sierra ministra, desemboca en una de las cuencas más grandes e importantes que se ubican en la margen derecha del río Ebro, pues sin exageración esta tiene 9350 km² de superficie.

Al nacer en la misma provincia de Soria, el río jalón contiene desde allí un sinnúmero de sales que según muchos expertos, es el causante de provocar gran parte de la erosión en un viaje serpentino que llega hasta “arcos de jalón”, en donde prácticamente este río deficiente más pacífico y empieza a recorrer las tierras aragonesas; ya por esta región aparece por primera vez en la depresión de Ariza.

Pero esa tranquilidad y pasividad del río se ve interrumpida cuando llega a encajarse con el río en Alhama de Aragón, en donde por diferentes meandros y algunos cuantos rápidos, éste pasa a ser más turbulento que en su nacimiento, lo cual en gran parte es debido a que recibe en esta región a varios afluentes. El río llega hasta Calatayud, en donde ofrece un espectáculo realmente maravilloso debido a los diferentes parajes que atraviesa el río.

Este es uno de los libros más queridos por parte de los pobladores por donde atraviesa el mismo, lo cual se debe principalmente a la presencia de cangrejos, anguilas, barbos entre algunos cuantos más; pero a más de estas características, lo más beneficioso de este río ha sido en las diferentes fuentes termales que ha llegado a formar, poseyendo minerales de varios tipos que lo convierten en aguas medicinales, no en vano es parte de alguno de los balnearios de Aragón.

Te puede interesar

Escribe un comentario