El Rosario de Cristal recorre de nuevo las calles de Zaragoza

Rosario de Cristal

Como es tradicional desde hace más de 100 años, el Rosario de Cristal volvió a recorrer las calles del centro de la capital aragonesa poniendo luz y color al anochecer de la noche del día 13 de octubre. Como es habitual, la procesión del Rosario partió a las 19:00 horas desde la Iglesia del Sagrado Corazón, en la Plaza de San Pedro Nolasco.

Y además, en esta edición, el Rosario recuperó su recorrido tradicional tras los cambios del año pasado con motivo de las obras. Tras salir de iglesia del Sagrado Corazón, las carrozas de cristal, los faroles, y miles de fieles ataviados con el traje tradicional aragonés, la procesión recorrió San Vicente de Paúl, el Coso, Plaza de España, la calle Alfonso I, la Plaza del Pilar, La Seo, San Bruno y San Vicente de Paúl, antes de finalizar en la iglesia del Sagrado Corazón.

El origen del Rosario de Cristal se remonta a finales del siglo XIX, y más concretamente, al año 1889, momento en el que se funda la Cofradía del Santísimo Rosario de Nuestra Señora del Pilar, una cofradía que nace con la idea de construir faroles para ser portados por los fieles mientras se reza el Rosario. Así, los faroles representarían cada una de las partes del rezo del Rosario, los Misterios, los Padre Nuestros, los Ave María, los Glorias y la Letanía.

El arquitecto municipal Ricardo Magdalena recibió el encargo de diseñar buena parte de los faroles que podemos ver en la actualidad. En total, hay quince faroles monumentales transportados por carrozas que sustituyen a las cuentas del Rosario. Y además, en la procesión salen también otros faroles y carrozas que no forman parte del rezo pero del propio Rosario, pero que dotan a la procesión de mayor belleza si cabe.

Por ejemplo, además del farol de ‘La gran Cruz del Rosario’, que abre la procesión, destacan otras carrozas como la de la Basílica del Pilar, una carroza compuesta por miles de piezas de cristal, el de los Santuarios Marianos, el del Alcázar de Toledo o el de la Hispanidad, con la impresionante carabela coronada por la Virgen del Pilar.

Te puede interesar

Escribe un comentario