Especial Fiestas del Pilar: La Ofrenda de Flores

Aunque considerada de toda la vida la tradición comenzó en el año 1958, con la finalidad de que los zaragozanos sacaran los trajes de sus antepasados y se echaran a la calle para hacer patente su devoción por la Virgen del Pilar. La tradición se asento rápidamente en el sentir de mines de personas que, desde el primer momento, se volcaron en la Ofreda, haciendo que año tras año, la participación fuese aumentado hasta alcanzar cifras impensables en sus orígenes.Así pues, este acto se ha convertido en una seña de identidad de lo aragonés, que ha traspasado fronteras para convertirse en un referente de un modo de fundir fiesta y religiosidad, con un carácter marcadamente popular.

Como demostración de fe, uno de los momentos principales de la Ofrenda, es la procesión, de tradición muy anterior, en la que los sacerdotes que han participado en la misa ponticial, precedidos del arzobispo, desfilan tras la efigie de pala de la Virgen, seguidos de la Corporación Municipal.

Te puede interesar

Escribe un comentario