Haciendo turismo en Zaragoza por Pedrola

turismo de Zaragoza en Pedrola

Con una guía especializada, una visita nuestra hacia la provincia para hacer turismo en Zaragoza nos puede llevar hacia distintas localidades que se muestran realmente espléndidas y maravillosas gracias a la gran cantidad de monumentos y edificaciones que allí se encuentran presentes desde épocas muy anteriores a la nuestra.

Saliendo un poco de los límites de la ciudad capital, nuestro turismo en Zaragoza podría estar orientado a unos 35 km hacia el lado noroeste de la misma, lugar en donde nos encontraremos con el poblado de Pedrola y en donde sus habitantes llegan a ser en un número aproximado de 4000. Aquí existen dos pretextos muy importantes de visita, siendo uno de ellos el Palacio de los Duques de Villahermosa y el otro en cambio uno más religioso, el cual es la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, ambos espectaculares y relucientes que son el motivo de visita de muchas personas desde diferentes partes del mundo.

Recorriendo el palacio en nuestro turismo en Zaragoza

Por el momento quizá nos interese recorrer todo aquel entorno que compone al Palacio de los Duques de Villahermosa, algo que seguramente nos dejará emocionados gracias a todos los elementos que aquí se encuentran. Como en muchos otros monumentos y edificios que son parte del turismo en Zaragoza, en este palacio que pertenece al siglo XVI como época de construcción podremos encontrar un estilo renacentista en gran parte del edificación, aunque existen lugares en donde se hace presente el aragonés, mudéjar y algunos cuantos añadidos neoclásicos y barrocos.

Al ingresar a este palacio te encontrarás con unas escaleras, las cuales llevan al visitante hacia distintos rincones de toda la edificación, estando por ejemplo la sala de baile por la biblioteca, lugar en donde inclusive se encuentra un oleo cuya autoría que pertenece a Goya. Este recorrido nos dejará muy buenas experiencias de nuestro turismo en Zaragoza, ya que en muchas de sus paredes se podrá observar a pinturas que forman parte del decorado, distintas obras hechas en bronce, objetos de porcelana, muebles de aquella época, así como también artesonados y tapices renacentistas.

Te puede interesar

Escribe un comentario