Héroes del Silencio, el rock que nació en Zaragoza

Imagen de previsualización de YouTube

Los años 80 fue una década de explosión creativa en España. Aunque la Movida Madrileña copa todas las historias y mitos de aquella época, en otros lugares del país también el mundo del arte respiró el nuevo período de libertad y las ciudades se llenaron de bares con grupos que buscaban su hueco.

Zaragoza, como una de las grandes ciudades españolas, no fue menos. Aragón ya había dado grandes nombres a las artes y las ciencias como Luis Buñuel, Francisco de Goya o Santiago Ramón y Cajal. En la década de los 80, nació en Zaragoza uno de los grupos de rock más célebres de España: Héroes del Silencio.

Su origen se sitúa en Zaragoza a principios de los 80. Allí los hermanos Pedro y Juan Valdivia, junto a su primo Javier Guajardo Valdivia, comenzaron a dar sus primeros pasos en el mundo de la música con el grupo Zumo de Vidrio. Poco tiempo después conocieron a Enrique Ortiz de Landázuri (después Enrique Bunbury), que tocaba y cantaba en el grupo Proceso Entrópico a quien en 1984 invitaron a unirse al grupo.

Nace así, entre los garitos y salas de Zaragoza, el mayor grupo de rock que ha visto España y la música en español. Tuvieron un gran éxito en España y Latinoamérica así como en numerosos países europeos como Alemania o Suiza.

Graffiti Héroes del Silencio

Graffiti de Héroes del Silencio, una de las imágenes más populares de este grupo

Después de doce años en los que vendieron más de seis millones de discos en 37 países y en los que ofrecieron más de mil conciertos, la banda se separó en 1996.

Se fijaron una identidad muy marcada gracias a una simbología e imagen muy carácterísticas, con una iconografía muy particulares y una música caracterizada por letras ambiguas trascendentales, arpegios complicados y una sólida base rítmica.

Entre muchas otras cosas, colocaron a Zaragoza en la escena musical de la época y la ciudad les rindió homenaje dedicándoles una calle: la Calle Héroes del Silencio.

Te puede interesar

Escribe un comentario