Hoy nos acercamos al Palacio de La Lonja ¿Te vienes?

Lonja

La plaza del Pilar y su entorno tienen multitud de edificios que destacan por su belleza. Desde la grandiosidad de la Basílica del Pilar o de la Seo del Salvador, a la elegancia del Pasaje del Ciclón, pasando por la funcionalidad del Ayuntamiento.

Pero entre todos los edificios de la zona, hoy vamos a detener nuestra mirada en uno de los edificios más visitados por zaragozanos y turistas, el Palacio de la Lonja. Construida por Juan de Sariñena en el siglo XVI, este edificio fue planificado y construido pensando en cobijar a los ricos comerciantes de la ciudad que todavía no tenía un espacio digno en el que poder intercambiar sus productos y cerrar acuerdos, al estilo de los que ya existían en otras ciudades.

El edificio, de forma rectangular, tiene claras influencias italianas, y además de ser el primer edificio plenamente renacentista de la capital del Reino, se convirtió en la principal obra civil de Aragón durante todo el siglo XVI.

En el exterior, este edificio de ladrillo presenta tres plantas, además de una franja en la que aparecen representadas las caras de personajes de la época. Y en el interior, tras pasar las puertas de acceso se abre un grandioso salón con naves separadas por altas y gráciles columnas cubierto por bóvedas estrelladas, entre las que hay angelotes que sostienen el escudo de la ciudad.

En la actualidad, el Palacio de la Lonja es propiedad del Ayuntamiento de Zaragoza, y en su interior se exponen habitualmente algunas de las grandes exposiciones que se organizan desde el Consistorio durante todo el año.

Te puede interesar

Escribe un comentario