La fachada de la Antigua facultad de medicina

Sólo pasar por al frente de la antigua facultad de medicina y ciencias de Zaragoza, podríamos decir que ya estamos aprendiendo de su turismo, ya que aquí existe una gran muestra de creatividad plasmada en su arquitectura.

Tal y como habíamos mencionado anteriormente, en la primera planta se puede notar la presencia de 3 arcos que habría sido construidos exclusivamente de piedra; de esta manera se puede apreciar que en los pilares de los que se conforman estos arcos tienen dispuestos a estatuas sedentes, las cuales representan a científicos así como también a médicos importantes, pudiendo mencionarse a cada uno de ellos: Andrés Piquer, Miguel Servet, Ignacio Jordán de Asso así como también a Fausto de Elhuyar.

En la 2ª planta de esta fachada se puede observar 3 arcos de medio punto; un poco más arriba (es decir en la 3ª planta) se evidencia toda una serie de pequeños arcos, razón por la cual y debido a la función que cumple, se le ha otorgado el nombre de “mirador de arquillos”. Todo este conjunto arquitectónico inicialmente estuvo rodeado por una gran verja de hierro, la cual lastimosamente desapareció en el año de 1904; un año después a este acontecimiento, el arquitecto Magdalena habría ideado a un edificio más, el cual fue destinado para depósito judicial de cadáveres pero que se le dio el nombre de “Instituto anatómico forense Bastero Lerga”, el cual se lo inauguró en el año de 1908.

En la actualidad esta bella edificación es utilizada como “museo paleontológico”, debiendo mencionarse que su salón de actos desde siempre se lo ha utilizado como “paraninfo de la Universidad” y en donde se suelen ejecutar algunas sesiones solemnes de importancia para académicos y diplomados.

Te puede interesar

Escribe un comentario