La Matanza del cerdo en Zaragoza

La matanza del cerdo es una de las tradiciones en Zaragoza que se vienen ejecutando desde hace mucho tiempo atrás, algo que lastimosamente para las costumbres de sus pobladores se está perdiendo poco a poco. Antiguos habitantes de Zaragoza recuerdan que la familia solía engordar a un cerdo durante todo el año con el objetivo de matarlo para el 11 noviembre, fecha que se celebra el “día de San Martín“. Debido a esto es que muchos de los pobladores suelen tener un refrán en cuanto a la matanza del cerdo, a cuyo animal se le solía decir “a todos cerdo le llega su San Martín”.

El 11 noviembre se utilizaba específicamente por ser una época de inmensos fríos, lo cual facilitaba para que la carne de la matanza se pueda conservar durante un largo tiempo. En cada uno de los pueblos de la provincia de Zaragoza existía un personaje que se le conocía como “el tocinero”, el cual era el encargado de buscar a pequeños cerdos de entre todas las familias que los criaban, y que debían tener una edad aproximada de entre los 8 a los 12 meses. 2 meses antes de la matanza se le dedicaba de forma exclusiva al cerdo para el engorde sólo a base de maíz.

Luego del “tocinero” entraba en escena otro personaje, al cual se le llamaba como el “matarife”, quien era el encargado para matar despedazar al cerdo. Todas estas tradiciones poco a poco se están perdiendo en la provincia de Zaragoza, lo cual no quiere decir que necesariamente se esté perdiendo el gusto por una gastronomía única en la región, ya que ellos se mantiene en cada uno de los platos típicos que son muy solicitados por parte de los personajes que hacen visita a la provincia.

Te puede interesar

Escribe un comentario