La Torre de Salamanca, una anécdota en Zaragoza

Muchos de los edificios y monumentos que existen en la provincia de Zaragoza son considerados en la actualidad como de importancia histórica, esto debido a que muchos de ellos se han logrado mantener hasta la fecha actual casi de forma intacta, lo cual viene a ser un pretexto para toda persona a la hora de tener que conocer a los mismos en un viaje de turismo hacia la provincia.

De esta manera, podríamos decir que un turismo en Zaragoza pudiese estar dirigido hacia la torre de Salamanca, mismo que cuenta con unas cuantas anécdotas muy interesantes dignas de ser conocidas. Por ejemplo, podemos mencionar en primer lugar que este castillo tiene una apariencia de juguete, esto según sus mismos pobladores, pero que en realidad viene a representar un fortín para telegrafía óptica y que fue concebido con el objetivo de cumplir una actividad de defensa liberal en el área de la línea del Ebro.

También se puede mencionar de que esta torre de Salamanca fue construida hacia la última guerra carlista en la localidad de Caspe. Pero las anécdotas no terminan allí, ya que según la historia, este castillo fue edificado en el año de 1875, en donde se utilizaron piedras de un castillo sanjuanista que era vecino al presente, el cual estaba maltrecho y que por cuya razón se reutilizó su material de construcción. En este último castillo que hemos mencionado, se dice que para el año de 1412 sirvió de sede en las diferentes secciones del compromiso de Caspe, razón por la cual se le conoce como “el castillo del compromiso”.

Te puede interesar

Escribe un comentario