La tradición y costumbre en la matanza del cerdo

Podría decirse que en toda la provincia de Zaragoza (al igual que en otras cuantas más en toda España) la matanza del cerdo es una costumbre muy recordada, en la cual se hace mención en primera instancia acerca de que esta era una fiesta familiar, en la que los hombres despedazaban al animal mientras que las mujeres iban rellenando cada una de las tripas (luego de ser bien lavadas) de carne con el objetivo de hacer chorizos o morcillas. Los niños también participaban de esta fiesta repartiendo porciones a los amigos y familiares.

Al otro día de la matanza del cerdo todo se dedicaban a la preparación de otros alimentos extras, estando por ejemplo los salazones del 3000 así como también el tocino. Todo esto se llegado a guardar en un granero con el objetivo de obtener un secado de todas las piezas que se había preparado anteriormente.

Pocas son las zonas de toda la provincia de Zaragoza que aún conservan esta costumbre de la “matanza del cerdo”, algo que para algunos se le conoce en cambio como la “Matacía”, estando por ejemplo la villa de Uncastillo, Gelsa, la comarca de las Cinco Villas entre otros más. Se debe mencionar que la matanza del cerdo está perdiéndose en cuanto al ámbito familiar, ya que los distintos ayuntamientos son los que se están encargando en la actualidad de todo este proceso, es decir, el hecho de matar al cerdo y preparar cada uno de los derivados que llegan al mercado y el consumidor.

Te puede interesar

Escribe un comentario