La ubicación de Zaragoza en la historia

En la actualidad podrás llegar hasta la ciudad de Zaragoza no representa ningún problema debido a que se puede tomar diferentes vías, o medios de transporte que comunican a este lugar con diferentes ciudades de la provincia.

Pero no todo fue así, especialmente en el mismo momento en que se instauró a este sitio la importancia que tendría desde ese mismo momento hasta la actualidad. Basta con decir en primer lugar que la ciudad de Zaragoza viene a ser un estratégico cruce de caminos, lo cual los romanos ya habían visto es el mismo  instante de la fundación, estableciendola como un centro político y administrativo que sería el inicio del progreso de esta región.

Geográficamente, cabe mencionar que en el río Ebro desembocan los ríos “Gallego” y el “Huerva”, una característica que es muy preciada en la ciudad.

Desde el nacimiento de la ciudad de Zaragoza, estuvieron siempre presentes la conjunción de los pueblos Vascones, celtiberos e Iberos, dándose con este hecho un intercambio cultural y comercial que dio a lugar el título de centro logístico para todo tipo de acciones.

Todas las murallas que se pueden apreciar en la ciudad de Zaragoza fueron construidas en el primer tercio del siglo I, siendo otras en cambio el siglo II d. C., cuyo propósito fundamental fue la de proteger a la ciudad.

Aún se puede observar la presencia de la “torre de la Zuda”, la cual se encuentra junto al tramo de murallas romanas y lo que hoy es la avenida César Augusta, y que antiguamente fue un antiguo palacio del gobernador musulmán de la plaza, pero que en antigüedad en cambio es la oficina de turismo.

Te puede interesar

Escribe un comentario