Las laminerías en Zaragoza

En Zaragoza se reconoce como las laminerías, lo cual simplemente trató hace referencia a las diferentes dulcerías a las que podemos ingresar en cada uno de los fines que existen en la provincia, algo que viene a ser toda una galaxia llena de sabores debido a la gran diversidad que existen en este ambiente goloso.

Y nos referimos a que es una verdadera galaxia todos aquellos dulces que podemos encontrar en este universo (que es un turismo y en Zaragoza) debido a la gran cantidad y diversidad de dulces que aquí podemos encontrar, muestra de ello son los roscones de Reyes, los bizcochos de suela en Calatayud, las virutas de chocolate en San José, las torrijas en Santa Agueda, siendo estos últimos aquellos que se utiliza generalmente para crear o bautizar postres.

En Cariñena podríamos llegar a encontrar a los conocidos moscatelicos, sin dejar de mencionar a los panadons en Fabara, Fayón y en Nonaspe. En diferentes partes de la provincia también podríamos encontrar a dulces conocidos como los farinosos, las culecas, las tortas de manteca, las cañas, las suelas benedictinas, los pastisets y cocas, los bollos de alma, las tortas de balsa y los dulces de herencia sefardí.

No podríamos terminar de mencionar a todos los dulces que se puede encontrar disfrutar en la provincia de Zaragoza, ya que en realidad todos y cada uno de ellos llegan a formar una gran biblioteca si los tuviéramos que ubicar en un edificio cualquiera. De todas maneras, una visita hacia cualquiera de los sitios, regiones o municipios de la provincia de Zaragoza dejará un dulce sabor con nombre propio.

Te puede interesar

Escribe un comentario