Llegando a Zaragoza

Existe un cruce de caminos por el cual podríamos guiarnos para llegar hasta la provincia de Zaragoza, siendo que uno de ellos une a cantábrico, Mediterráneo, y el otro en cambio a este último con la Meseta.

Ésa es la descripción general que podríamos dar en cuanto a la ubicación de la provincia de Zaragoza; toda esta región viene a ocupar la franja central de Aragón, algo que es muy conveniente para la provincia debido a que también esta situación geográfica le sirve de límite para con las tierras navarras, castellanas (tal como Soria y Guadalajara), riojanas y catalanas (pues están Lérida y Tarragona).

Si tuviésemos la oportunidad de mirar desde el cielo a esta hermosa provincia, podríamos notar que la misma tiene la apariencia de un triángulo muy especial, ya que sus vértices tienen un contacto directo con los Pirineos; así por ejemplo al lado norte están las sierras ibéricas, al lado oeste el Moncayo y para el lado oriente en cambio tiene un contacto con la cordillera costero-catalana.

Toda esa superficie triangular de la que consta la provincia de Zaragoza viene a tener una extensión total de 17,194 km²; aquí el río Ebro cursa por entre toda la provincia a manera de una bisagra en la que se gesta gran parte de la actividad provincial, siendo que de este nacen determinados afluentes tales como el Arba, Gallego y Cinca por el lado izquierdo; en cambio por el lado derecho podemos encontrar los cauces de Huecha, Queiles, Jalón, Huerva, Aguas, Guadalope y Matarraña.

Te puede interesar


Escribe un comentario