Los judios en la historia de Zaragoza

Hubo un tiempo en el cual los judíos habían habitado tierras de la provincia de Zaragoza como si ésta fuera su segunda casa, ya que se conoce según la historia de esta provincia, que esto habría pasado desde épocas muy tempranas de su antigüedad.

Al parecer los judíos conocían a toda España como la “Sefarad”, pues para ellos era un paraíso perdido; esto habría pasado debido a que en la misma antigüedad de todas estas tierras, prácticamente hasta el 31 marzo 1492, los Reyes Católicos habían puesto en vigencia un decreto en el cual se ordenaba la expulsión de todos los judíos, lo cual provocó que numerosas comunidades hebreas floreciera posteriormente en tierras pueden peninsulares.

En donde se registró el mayor foco de densidad poblacional de los judíos en las tierras que hoy son aragonesas, fue justamente para la parte norte de la provincia de Zaragoza, lugar en donde hasta en la actualidad se puede notar la impronta que estos habitantes habrían dejado en todas estas regiones.

Muestra de ello se puede notar en localidades tales como Sos, Ejea, Uncastillo, Luna, Biel, Tauste, Luesia y El Frago, lugares en los cuales todo turista deambula por cada una de estas angostas y sinuosas calles que aún siguen mantienen el diseño de los barrios de antaño, los que fueron habitados por judíos y cuya presencia se puede aún sentir como si estuviesen aún dicha comunidad en las poblaciones mencionadas.

Te puede interesar

Escribe un comentario