Maella, Nonaspe y Mequinenza en el turismo de Zaragoza

Conocer a cada uno de los monumentos y castillos que existen en Zaragoza, podría representar una experiencia completamente nueva para quienes se encuentren realizando un turismo por toda la provincia, ya que además de admirar la arquitectura, el diseño y muchos elementos que lo componen, también se encuentran diferentes anécdotas que vienen de la mano de los personajes más antiguos de la población.

Es por esta razón que podríamos incluso asegurar que el turismo en Zaragoza encierra grandes anécdotas así como también leyendas en cada uno de sus castillos. Por ejemplo, existe una pequeña leyenda que hace referencia al castillo de Maella, misma que afirma que en la parte subterránea del mismo existe una considerable cantidad de laberintos serpenteantes, algo que no ha sido confirmado pero que sin embargo existe la duda de su existencia. Un castillo poco más pequeño es el de Nonaspe, mismo que ya existía para el mismo siglo XII, siendo que en la actualidad desocupado por algunas dependencias del ayuntamiento.

Si dirigimos nuestra atención hacia el bajo Aragón podemos encontrar a un castillo de estilo gótico llamado Mequinenza, el cual tiene una gran extensión que inclusive las aguas del Ebro, el Segre y el Cinca llegan casi a bordearlo. El nombre de este castillo se encuentra presente en el “arco del triunfo de París”, ya que este fue conquistado por parte de las tropas de Napoleón.

Te puede interesar

Escribe un comentario