Mágicos castillos en Tarazona y el Moncayo

Para todos aquellos que disfrutan de la historia, de la mitología y de las leyendas populares, tal vez un viaje a Tarazona y el Moncayo, provincia de Zaragoza, pueda resultar una experiencia realmente inolvidable y fascinante, porque allí podrán visitar varios castillos imponentes, llenos de anécdotas y que incluso han inspirado a varios escritores.

El primero lo podemos ver en Borja, municipio zaragozano que pertenece a Tarazona, llamado Castillo Zuleya, que significa la hora triste, que se refiere a una princesa que fue transmutada en estatua de sal gracias a la obsesión de una astrólogo alquimista. Este castillo es de origen musulmán y se dice que las joyas de la princesa están escondidas en alguna parte de él.

Pero tal vez el más interesante de los castillos que se pueden ver en toda la comarca de Tarazona y el Moncayo, es el de Trasmoz. Según se cuenta este era uno de los lugares favoritos de las brujas de Aragón para ir a celebrar sus aquelarres.  Su origen se creé que fue en el siglo XII y aunque cambió varias veces de inquilinos, uno de las anécdotas  más contadas, es cuando en 1267, el sacristán Blasco Pérez llamado por la ambición, creó su fortuna fabricando monedas falsas y para evitar que los curiosos se acercaran, extendió el rumor de que en la fortaleza existían fantasmas.

El Castillo de Trasmoz fue durante la Edad Media, un importante lugar para la defensa de la fe cristiana en Tarazona, Borja y Somontano del Moncayo.

Te puede interesar

Escribe un comentario