Mirando con la vista arriba al Monumento de Agustina de Aragón

la historia que se hacia atrás del Monumento de Agustina de Aragón

Seguramente esa fue la intención con la cual se llegó a crear a este Monumento de Agustina de Aragón, ya que el mismo se muestra imponente, altivo y victorioso en la plaza en donde se da ubicado en Zaragoza, lugar que no ha sido elegido al azar sino que más bien guarda un aspecto muy importante en su historia.

Quizá ese es el primer dato histórico que muchas personas suelen contar en Zaragoza, ya que es un verdadero acontecimiento poder conocer que el punto en donde se ha publicado este Monumento de Agustina de Aragón es el enclave que puso mayor resistencia ante los ataques de la invasión francesa, algo que habría sido en el año de 1808; y el hecho de que una figura femenina sea el monumento principal tratar de mencionar toda la participación que tuvieron las mujeres en este conflicto.

Diferentes símbolos en el Monumento de Agustina de Aragón

Si prestamos atención a cada uno de los elementos que conforman a este pequeño recinto en donde se encuentra el Monumento de Agustina de Aragón podemos notar muchos aspectos importantes que se tomaron en cuenta a la hora de su diseño; por ejemplo, Agustina de Aragón se encuentra de pie, firme y altiva sobre un pedestal vestida con una casaca de Alférez, todo ello mientras se encuentra apoyada en la culata de un cañón. Un poco más abajo tenemos la oportunidad de notar la presencia de un baturro que además de su corona de laurel, tiene una guitarra a sus espaldas.

Hacia los otros lados de este pedestal en donde se encuentra el Monumento de Agustina de Aragón son los espacios reservados para poder colocar figuras alegóricas que también son el emblema de la Villa de Zaragoza, estando principalmente el águila y el león en sus respectivos lugares. Una visita hacia este monumento representa tener que conocer algo de la historia de la ciudad de Zaragoza, un turismo diferente para realizar en nuestros próximos viaje de vacaciones.

Te puede interesar

Escribe un comentario