Recorrido por el Bajo Ebro, Rueda y Caspe (I)

Si visitamos la región del bajo Ebro podemos darnos cuenta sobre la presencia de un brillante pasado que había estado en este lugar a mediados del siglo XX. Esto debido a que en dicha época se construyeron 2 grandes presas, las de Mequinenza así como la de Ribarroja, siendo que cuando se concluyeron estas obras realizadas en torno al río, toda esta región zaragozana se transformó notablemente debido al abandono de muchas de las actividades realizadas en este lugar.

Siguiendo la carretera nacional 232, y posteriormente la A221 llegaremos hasta la Velilla de Ebro, misma que va a ser la primera parada en nuestro recorrido actual. Aquí tendremos la oportunidad de visitar las ruinas de Celsa, algo que viene a ser el pretexto ideal para visitar el pueblo; estas ruinas corresponden a una colonia romana en la que aún se puede apreciar el trazado urbano original, sitio que cuenta en la actualidad con un interesante museo.

Nuestro recorrido podría seguir por la carretera que pasa por los poblados de Alfroque , Alborge y Sástago, pudiendo observar un hermoso paisaje en todo ese recorrido que nos dirigirá finalmente hasta Escatrón; en este lugar visitaremos a la Iglesia en donde se instaló un antiguo retablo de alabastro que perteneciera al monasterio de rueda. Esta pequeña abadía tiene como principal elemento de edificación a un esquema que hace referencia a la arquitectura del Cister, habiendo algunas dependencias que se encuentran ubicadas alrededor del claustro.

Te puede interesar

Escribe un comentario