Recorrido por el Bajo Ebro, Rueda y Caspe (II)

El palacio abacial que se encuentra en Escatrón se lo ha adecuado perfectamente para que sirva como una hospedería; a lado de este se encuentra un camino que nos puede dirigir hacia la orilla del río, lugar ideal para poder mirar el espléndido marco natural que nos ofrece el cenobio, un acueducto gótico y una antigua noria.

El recorrido tiene que continuar, y razón de ello es que nuevamente nos dirigimos por la carretera A221 para llegar finalmente hacia Caspe, sitio que tiene su importancia por ser un núcleo urbano del afamado Compromiso, que según se dice que es por quien se eligió pacíficamente al heredero de la corona de Aragón.

Nuestra atención se fijará firmemente hacia la Colegiata, la torre Salamanca, el ayuntamiento y el museo de heráldica de la corona de Aragón, estando además la plaza mayor en donde se muestra imponente la casa Barberán.

Si en el casco urbano te encuentras con el mausoleo romano de Miralpeix así como también con la ermita de Santa María de la Horta, es porque estos tuvieron que ser trasladados hacia el mismo con el objetivo de que no sean anegados por las aguas.

Por todo el territorio atraviesa el camino Jacobeo del Ebro, mismo que procede desde Cataluña y que atraviesa las regiones de Fabara, Maella, Fayón y Nonaspe, siendo también una ruta a recorrer debido a la presencia del paisaje diverso y espléndido de estas regiones.

Te puede interesar

Escribe un comentario