Recorrido por la ruta Calatayud mudéjar y Daroca románica (I)

De una forma simplificada, a ésta se le conoce como la ruta que recorre a la ibérica zaragozana, lugar por el cual habría pasado el Cid en su destierro; aquí podemos encontrar en gran parte un gran número de terrenos rojizos, ladrillo mudéjar y profundos cortados, paisajes que se encuentran adornados por los diferentes surcos que forman las aguas del Jiloca.

Si tomamos el desvío hacia Soria en la autovía A-2 llegaremos a un yacimiento arqueológico, mismo que tiene el nombre de Bílbilis y que viene a ser la cuna romana de lo que hoy es Calatayud. Siguiendo la misma autovía y a unos 15 km de distancia de este lugar podremos encontrar a Torraba de Ribota, poblado en el cual se encuentra la iglesia de San Félix. Un poco más adelante en cambio está el poblado de Aniñón, en el cual en cambio está la iglesia dedicada a la virgen del Castillo. Estas 2 regiones son un verdadero ejemplo de lo que representa la arquitectura mudéjar.

Estando en Calatayud podremos disfrutar de una visita aproximada de 2 horas, en donde apreciaremos calles repletas de templos así como de casas señoriales, lo que nos da a conocer algo de su pasado próspero. En este mismo sitio no podemos perdernos la oportunidad de visitar a 2 iglesias muy importantes, una la de San Juan el real, y la otra en cambio la dedicada a San Andrés, sin dejar atrás a la Colegiata de Santa María.

Otros entornos turísticos que también podemos visitar en Calatayud son a la plaza del mercado, su museo arqueológico así como también a la posada de la dolores y la posada de San Antón.

Te puede interesar

Escribe un comentario