Recorriendo por el Monasterio de Veruela

Cualquier monumento o edificación religiosa que podamos llegar a visitar en la provincia de Zaragoza, podría dejar una grata experiencia así como también muy buenas sensaciones de todo lo que podamos ver y apreciar el mismo, pues el mismo hecho de poder contemplar cada uno de los diseños que conforman a esta edificación y arquitectura religiosa, simplemente nos ha recordado sobre el arte que pudo haberse mantenido durante el tiempo de su creación.

Es de esta manera que un pequeño recorrido por algunos rincones del Monasterio de Veruela nos llevarán sin duda algunas antiguas instalaciones que allí se encuentran y que pertenecen al siglo XIII, estando por ejemplo la “sala capitular”, en donde se encuentran principalmente las sepulturas de Abad Sancho Marcilla y la de Lope Ximénez; dependiendo la dirección que tomemos para nuestro recorrido en esta edificación, podríamos llegar a hacia “la cilla”, el refectorio con su cubierta completamente renovada y que pertenece al siglo XVI, así como también al dormitorio.

No podemos dejar de reconocer a la cocina así como también a la sala de los monjes, misma que se encuentra precedida por un calefactor yo así como también por la Cámara del abad; la portería, el aljibe y el locutorio, ni son elementos que pertenecen al siglo XIII, concluyéndose nuestro recorrido por el museo del vino. En épocas posteriores, se decidió implementar también al lavatorio así como también el claustro, misma que se encuentran en la planta hexagonal y que fueron efectuados bajo los diferentes cánones góticos. No puede escapar a su vista diferentes pinturas murales de estilo gótico que ornamentan a la capilla de la portería.

Te puede interesar

Escribe un comentario