Recorriendo por los rincones de Aranda

A pesar de que la comarca de Aranda no es extensamente grande, quien haga turismo en esta localidad se llevará mucho algunas sorpresas, siendo una de ellas la paz y tranquilidad de la que puede ser beneficiado al estar en un sitio completamente lejano del mundanal ruido.

Y es que en este precioso lugar que se encuentra casi escondido en la provincia de Zaragoza se puede apreciar en primera instancia a una silueta, misma que corresponde a un castillo de origen musulmán, estando además la iglesia gótica, edificaciones que pareciera que compiten una con la otra por tratar de sobresalir sobre los diferentes tejados que cubren a cada una de las casas de la población.

Cuando visites y recorras cada una de las calles de la comarca de Aranda podrás observar que las mismas se encuentran llenas de historia, algo que seguramente podrán reafirmar sus pobladores y que acercas a conversar con algunos de ellos. Una de estas anécdotas hace referencia de que a pesar de la reconquista, el pueblo de Aranda continuó siendo una población musulmana, misma que estaría siempre bajo la protección de su castillo, el cual inclusive es una de las puertas de Aragón que se encuentra justo al frente de Castilla.

Se conoce que en este mismo lugar Carlos V se habría alojado cuando realizó su primera visita hacia Aragón. Existen muchas otras cuantas historias más que encierra cada uno de los rincones de Aranda del Moncayo, algo que solamente podrás conocer si visitas este pequeño rincón de la provincia de Zaragoza.

Te puede interesar

Escribe un comentario