Religión y la Patria en el turismo en Zaragoza

nuestra visita hacia uno de los monumentos más importantes en Zaragoza

Por lo general cuando se habla del turismo en Zaragoza, muchos estaríamos haciéndonos a la idea de tratar de conocer algunos de sus monumentos, museos o las principales calles y avenidas que guardan una trascendencia histórica y de gran importancia para la provincia. Pero este mismo turismo nos puede tratar de acercar a la religión así como también los diferentes símbolos patrios de la ciudad.

Si estamos de paseo en nuestras próximas vacaciones haciendo turismo en Zaragoza, entonces quizá también estemos dando unos cuantos pasos por medio de la Plaza España, lugar en donde nos encontraremos con un elemento muy interesante que bajo el nombre de Mártires de la Religión y la Patria nos ofrece la oportunidad de conocer algunos cuantos aspectos religiosos que se habrían dado en esta región. De forma específica este monumento se habría inaugurado en el 23 del mes de octubre del año de 1904, sustituyendo a la Fuente de Neptuno que se encontraba aquí anteriormente.

Un monumento que comentar el turismo en Zaragoza

Acercarnos al monumento de los Mártires de la Religión y la Patria quizá nos ofrece la oportunidad de conocer la razón por la cual se llegó a martirizar injustamente a una gran cantidad de cristianos en la plaza, lugar en el cual también se trata de recordar a los defensores aragoneses que murieron en defensa de la patria durante la guerra de la independencia; anteriormente en este lugar también se encontraba la Cruz del Coso, algo que con el monumento presente prácticamente se logró recuperar la memoria a todos los pobladores sobre los cristianos martirizados en el lugar durante la época de los Sitios. 

Diferentes artistas participaron en la creación de este monumento de los Mártires de la Religión y la Patria, estando la parte arquitectónica de su diseño por parte de Ricardo Magdalena, aunque las esculturas que fueron fundidas en bronce estuvieron a cargo de Agustín Querol; en lo más alto de este monumento se puede apreciar a un ángel que sostiene a un soldado herido que señala con su mano hacia el cielo.

Te puede interesar

Escribe un comentario