¿Sabías que Zaragoza tiene un Teatro Romano?

Teatro Romano de Zaragoza

Zaragoza, la antigua Caesar Agusta romana, era una de las principales ciudades de la Hispania romana. Capital del valle del Ebro, Caesar Augusta era un importante enclave económico y comercial con destacados edificios. Además del Foro, templos, y una imponente muralla, la ciudad contaba con un teatro que se encontraba entre los más importantes de la Península Ibérica.

Con capacidad para unos 6.000 espectadores, 7.000 metros cuadrados y 106 metros de diámetro, la construcción del Teatro Romano de Zaragoza comenzó durante el siglo I d.C., bajo el mandato del emperador Tiberio, siendo finalizado durante el gobierno del emperador Claudio.

El Teatro Romano estuvo en uso hasta el siglo III, momento en el que con motivo de la situación de inseguridad que se vivía en buena parte del Imperio, los materiales con los que fue construido el teatro fueron reaprovechados para construir las murallas de la ciudad. Posteriormente, los restos del teatro fueron cubiertos por otras edificaciones hasta que en el año 1974, durante unas catas arqueológicas, las ruinas del Teatro Romano fueron descubiertas.

Tras las excavaciones que sacaron a la luz buena parte de las ruinas, los restos pueden visitarse entre la calle San Jorge y la calle Verónica. Para proteger los restos de las inclemencias del tiempo, el Ayuntamiento de Zaragoza construyó una monumental cubierta traslúcida de policarbonato.

Bajo esta cubierta, los visitantes pueden descubrir los restos de las gradas o el escenario de este antiguo teatro. Además, y en un antiguo palacio de la calle San Jorge, el Ayuntamiento de la ciudad ha construido un museo en el que el visitante puede conocer la historia del teatro, las obras que allí se representaban, además de ver algunas de las piezas encontradas en las excavaciones.

Te puede interesar

Escribe un comentario