Una población judía dentro de Zaragoza

Visitando la provincia de Zaragoza, especialmente su ciudad capital, podríamos darnos cuenta de que por todo este entorno han pasado diferentes civilizaciones que las que nos han dejado una que otra huella que ha marcado su presencia en la historia, algo que es fácilmente visible en diferentes edificaciones que se disponen aún en su ciudad.

La civilización judía tuvo una presencia realmente importante en la ciudad de Zaragoza, mismos que según cuenta la historia, era una cultura que también tenía su propio paso, un castillo con identidad propia así como también diversas áreas dedicadas al esparcimiento; de toda esta “tradición judía” podríamos decir que prácticamente ha quedado muy poco, pudiendo mencionarse específicamente a los baños judíos como patrimonio de su cultura.

Estos baños judíos lastimosamente se encuentran en la actualidad a manera de ruinas, habiendo sido su emplazamiento en la historia, frente al que se conocía como castillo de los judíos, fortaleza que en la actualidad en cambio ha pasado a ser la “iglesia del real seminario de San Carlos Borromeo”; cabe mencionar que este castillo al igual que otras edificaciones de gran tamaño, fueron también utilizados para diferentes funciones, es decir que si en un momento determinado fue un hospital, en otro instante pasó a ser una cárcel, una sinagoga mayor así como también una carnicería.

Los baños judíos hoy en día se pueden visitar solamente en ruinas como se había mencionado anteriormente, de lo que ha quedado apenas una sala con forma de planta rectangular, teniendo además a 4 tramos en galerías cortas, y 5 más en galerías largas; visitando este lugar podrás dejar volar la imaginación para tratar de identificar cómo pudo haber sido este entorno de la cultura judía.

Te puede interesar

Escribe un comentario