Una ruta por La Jacetania

El viajero lleva mucho tiempo sin desempolvar la mochila y las botas. Hoy el momento para que nuestros pasos nos lleven a la Comarca de la Jacetania. En la famosa Comarca, el transeúnte podrá disfrutar de los tópicos del turismo rural, algo de arquitectura, que siempre refresca un viaje, junto con un poco de turismo gastronómico. Empezamos.

arquitecturaza

La arquitectura francesa aparece fastuosa en Jaca, la capital de la Comarca. La Ciudadela que mandó construir Felipe II en 1595 es una fortaleza bien conservada con un extenso Parque donde el viajero puede estirar las piernas. Después de disfrutar de la enorme torre, podemos dirigirnos hacia las iglesias románicas de El Carmen y de Santiago.

Para saciar el espíritu aventurero, el peregrino puede transitar por el Camino de Santiago. La famosa vía traza sus pasos por Puente de la Reina, Castiello de Jaca, Villanúa o Canfranc. En este último emplazamiento podremos disfrutar de la famosa estación de mismo nombre.

El código del viajero le lleva a evitar las visitas guiadas, que guían manadas, y que nos obligan a ver aquello que se supone o que las guías creen necesario ver. A pesar de eso, es muy recomendable hacer por nuestra cuenta la Ruta de los paseos del románico. Esta última incluye todas las Iglesias de la zona con el fin de poder disfrutar de las fastuosas estructuras arquitectónicas si todavía tenemos ganas de disfrutar de los enormes edificios. Iglesias de la talla de San Juan Bautista en Banaguás, San Pedro en Canáis y San Andrés en Abay son las que conforman el camino.

No nos hemos olvidado de la ruta gastronómica, visiten cualquier Bar o Taberna propios del lugar y verán a lo que me refiero.

Te puede interesar

Escribe un comentario