Zaragoza bajo las aguas descontraladas del Ebro

Crecida del Ebro

Crecida del Ebro a su paso por Zaragoza en abril de 2007

No podíamos obviar esta semana la situación tan dramática por la que atraviesa buena parte de la provincia de Zaragoza. El desbordamiento del río Ebro nos está dejando a diario imágenes sobrecogedoras de pueblos enteros inundados.

Aunque una de las imágenes más hermosas de nuestro país es el perfil de la Basílica del Pilar junto al Ebro, no debemos olvidar que el río es, además, una de las grandes amenazas de la ciudad que, aunque no la destruiría, sí puede llegar a ocasionar importantes daños.

Tras las noticias de las inundaciones y riadas, las cifras de pérdidas económicas y los daños a cultivos, vienen los dardos políticos.

Como suele pasar con todas las catástrofes naturales, se podría haber evitado, o eso dicen los políticos. ¡Hasta el terremoto de Lorca se podría haber evitado!

Ahora que las aguas están volviendo a su cauce, los militares de la Unidad Militar de Emergencias ya se han retirado y los operarios locales comienzan a operar para limpiar y reparar los daños, vienen los políticos a seguir dando titulares.

El principal es bueno: el Consejo de Ministros a aprobado un presupuesto de cuatro millones de euros para compensaciones económicas a los afectados.

Los titulares secundarios ya calientan un poco más el ambiente debido a la polémica por el dragado del río, algo que muchas asociaciones e instituciones venían reclamando pero que se encontraba con la oposición de grupos ecologistas e instituciones oficiales.

También hay quien haya recordado los años de “conflicto político” por aquel trasvase del Ebro que finalmente no se llegó a hacer.

No deja de resultar curioso que incluso detrás de las catástrofes naturales se pueda encontrar la forma de culpabilizar a algún político de turno.

Esperamos que la cuenca del Ebro pronto vuelva a la normalidad. Desde aquí seguiremos animando y dando ideas para que nuestros lectores visiten Zaragoza.

Te puede interesar

Escribe un comentario