Zaragoza reordena su red de autobuses urbanos

Autobus

Con la puesta en marcha de la primera línea del Tranvía, todos sabíamos que llegaría este momento. Y finalmente, con la llegada del mes de agosto, la esperada reordenación de la red de autobuses urbanos de Zaragoza ha llegado.

O quizás habría que decir mejor, la desorganización de la red de autobuses, ya que está visto que en esta ciudad, de cada cuatro pasos que se dan, tres son para ir a peor.

La reforma, no gusta a nadie más que al alcalde y a su Equipo de Gobierno. Entre los usuarios, la nueva reorganización no gusta nadie, porque el Ayuntamiento está entorpeciendo la movilidad de los ciudadanos al suprimir y recortar líneas de una forma que nadie entiende, y al aumentar la obligación de coger más transbordos, lo que provoca un aumento considerable en el tiempo de los desplazamientos.

En mi caso, ya hace tiempo que hace tiempo dejé de usar la línea 23, por los cambios que provocó el tranvía. Y ahora, creo que dejaré de usar también la otra línea que suelo usar, la 40, por obra y gracia de esta reordenación.

El caso es que con el nuevo plan municipal, desaparecen dos líneas, la 20 y la 45, y cambia el recorrido en otras once líneas de gran demanda. Concretamente, cambia el recorrido en las líneas 22, 23, 28, 31, 33, 40, 42, 43, 44, 52 y 56. Y respecto al número de autobuses de Transportes Urbanos de Zaragoza, la flota de autobuses se reduce de 354 a 315 vehículos.

Entre los Distritos más afectados, el Actur, los barrios rurales o Universidad. En este caso, ven como van a depender únicamente de la línea 35, al recortar el recorrido de la línea 40, tras perder hace unos meses la línea 30.

Además, tampoco queda clara la comunicación con la Ciudad de la Justicia, situada en el antiguo recinto de la Expo, y a la que se prevé que acudan a partir del próximo mes de septiembre unas 5.000 personas al día.

Te puede interesar

Escribe un comentario