Agustina de Zaragoza a cargo del cañón contra los franceses

Queremos seguir con la interesante historia de Agustina de Aragón, a quien se le nombró como Defensora de Zaragoza por parte del general Palafox, quien al haberse enterado de este acontecimiento no pudo hacer menos que darle dicho nombramiento, aunque posteriormente se le reclutó para que formen filas del batallón como un artillero raso.

Las cosas no fueron fáciles en esta época de la historia, ya que la guarnición que se había levantado en Zaragoza era demasiado pobre, aunque a pesar de ello, Agustina siempre se mantuvo vigilante para hacer uso del cañón que le encargaron y así, defender a la plaza. Bajo una perspectiva comparativa podríamos decir que el ejército de los franceses estuvo mejor preparado y estructurado que el de Zaragoza, lo cual daba a pesar en una posible pérdida de la batalla en contra de los Zaragozanos. Se dice que Agustina llevó a infundir valor en todos los soldados de Zaragoza, algo que sirvió inmensamente para mantenerse firmes en esta guerra.

La valentía de Agustina de Zaragoza

Fue un dos de julio cuando Agustina de Zaragoza ofreció un tiro de cañón a los franceses desde la misma Puerta del Portillo, función que le tocó asumir debido a que el artillero oficial Francisco Marco del Pont cayó muerto por una granada de los franceses. Tal y como si fuese un ave Fénix, Agustina se levanta de entre los heridos y los muertos que se encontraban en la plaza para hacer uso del cañón y detener de alguna manera el avance de los franceses.

Agustina cae prisionera de los franceses, algo que no le bajo los ánimos posteriormente, ya que fue quien de primera mano trataba de impulsar a todos los españoles a combatir a los invasores franceses, habiendo participado también en la defensa de Tortosa junto a su esposo; más tarde, también habría participado en la batalla de Vitoria. La guerra termina en el año 1814, siendo el momento preciso para regresar a Zaragoza y posteriormente a Barcelona, lugar a donde le enviaron a su esposo como residencia final.

Te puede interesar

Escribe un comentario