El Gancho en la tele

El programa Callejeros de la cadena Cuatro, esta noche de viernes va a dedicar su programa al zaragozano barrio de San Pablo, conocido tradicionalmente como El Gancho.

san pablo

Foto: Flickr.com

Lo que se verá hoy en las pantallas fue grabado a principios del pasado mes de diciembre, y como es norma habitual para los reporteros de este programa, la grabación no tenía un guión preconcebido, sino que de alguna forma se plantaron en las inmediaciones de la plaza de San Pablo y comenzaron a entrevistar a los traseúntes para que les contarán cosas de interés y les fueran guiando en su recorrido.

Todos los que hayan visto este programa de Cuatro, saben que tiene cierta tendencia al morbillo que proporciona ver por nuestra tele situaciones un tanto límite y al margen de lo más habitual, es decir, que en ocasiones cargan las tintas hacia temas vinculados con la delincuencia o la indigencia.

Quiénes han conocido el Gancho hace unas décadas y lo han visitado en los últimos años, saben que el barrio ha sufrido, o más bien, ha disfrutado unos cambios importantes, que le han alejado de los prototipos de focos de marginalidad. Problemas siguen habiendo, pero es un barrio habitable y del cual los vecinos están orgullosos. Es de esperar que la imagen que dé Cuatro de El Gancho al resto de los españoles, no ahonde en ciertas miserias y plasme la visión positiva de un barrio que cada día cambia para mejor.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   angeles rubio dijo

    Fué vergonzoso!!!. Nos hizo mucho daño ese reportaje. Dió la peor imagen del barrio. Nadie niega que tengamos marginalidad,nadie duda de que nos sobra gentuza en el barrio (ya se ocuparon ellos de sacarla).Pero tampoco se puede negar que en el barrio habitamos gente muy digna y que luchamos para que éste barrio sea lo que se merece. Que a nadie se le olvide que vivimos en un barrio que es declarado patrimonio histórico. Tambien es cierto que parece mentira que los políticos hayan dejado que entre y habite gente que se merece estar fuera. Pero aún con todo hay otra cara de la moneda, y esa no se vió reflejada en el reportaje. Los periodistas a nivel profesional quedaron por debajo del umbral, por debajo de cualquier persona de las que allí salieron, y está claro que esta nueva cantera de pseudoperiodistas tienen una calidad moral bajísima, ya que se prestan ha realizar trabajos de periodismo de ésta índole. Estoy muy acostumbrada a ver documentales y reportajes sobre temas tratados con profundidad, con profesionalidad y con una calidad extraordinaria. Y estos de la cuatro creo que esas asignaturas se las debieron saltar.
    Que decir que desde entonces no he vuelto a ver esa cadena.

Escribe un comentario