La Casa de Zaporta, un tesoro de Zaragoza

La Casa de Zaporta viene a ser uno de los tesoros escondidos en Zaragoza, algo que quizá muchos no sepan, pero que bien vale la pena conocer algo de su historia como una forma de turismo histórico. El hombre habitual con el que se le conoce a este zaguán es de él “Patio de la Infanta”.

Y es que el nombre inicial de este zaguán se debe a quien la construyó, ya que por orden de Gabriel Zaporta es que se inicia su construcción en el año de 1546, habiéndose convertido en una mansión que en ese entonces se la consideró como la primera entidad bancaria de España. Esta comparación se hace debido a que desde este lugar se podrían controlar muchas de las transacciones que se realizaban en La Lonja zaragoneza, algo que estaba dado por el comercio fluvial del Ebro.

Pero posteriormente todo este hermoso palacio pasó a ser dependencias completamente diferentes, habiéndose convertido en un instante determinado en el palacio y escuela de bellas artes, así como también una escuela infantil, el casino de Zaragoza, un colegio, la sede de la real academia de bellas artes de San Luis así como también la presencia de un conservatorio.

Luego de 3 siglos, se decidió demoler el edificio por completo, lográndose conservar su patio de 2 pisos de altura, así como también su planta cuadrada, algo que venía a ser una de las joyas más valiosas del palacio; piedra por tierra tuvo que ser desmantelada cuidadosamente, habiéndose reconstruido a la misma en la casa parisina y quien en esa época era un rico anticuario francés, quien prácticamente salvó el patio de la infanta del completo destrozo.

Te puede interesar

Escribe un comentario