Las ampliaciones de los claustros en el Monasterio de Piedra

Poder visitar el monasterio de piedra en Zaragoza es una experiencia completamente agradable y satisfactoria, algo que posiblemente no logremos realizar en un solo día y que por tanto, tengamos que regresar al día siguiente para seguir explorando cada uno de los entornos que aquí existen.

En nuestra exploración de turismo por el monasterio de piedra podemos encontrar cosas muy anecdóticas, tal como es la disposición del claustro, el cual está compuesto tanto de una planta superior como de una inferior. Pero la anécdota no se encuentra en la distribución de estos pisos, sino más bien en que cada una de las plantas tiene diferentes estilos, pues el inferior es gótico y el superior barroco.

Para el siglo XVI se ampliaron algunas de estas instalaciones, con lo que existir unos claustros que se comunicaban entre sí por medio de una escalera monumental; ya en el piso superior podemos apreciar la presencia de una biblioteca o archivo, habiendo también una gran cantidad de celdas con diferentes galerías, así como también otros cuantos espacios que están habilitados para servir de complejo hotelero. Un retablo que perteneció a este monasterio y que está fechado en el año de 1390 se encuentra actualmente en la real academia de la historia en la ciudad de Madrid, lo cual en parte nos muestra la importancia histórica y arquitectónica con la que cuenta esta edificación religiosa.

Te puede interesar

Escribe un comentario