Los alabarderos de Tarazona

Alabarderosde Tarazona

La Semana Santa de Tarazona guarda muchos tesoros por descubrir. Las calles de su casco antiguo ven desfilar durante toda la semana a más de 900 cofrades que acompañan a sus imágenes con el sonido de bombos, tambores y cornetas.

Entre los tesoros que esconde esta ciudad situada a los pies del Moncayo, además de la exaltación de tambores y bombos en la Plaza de Toros Vieja, o de la procesión del Santo Entierro, destaca la presencia de los alabarderos.

Los alabarderos, vestidos con trajes de soldados romanos aparecen en actos clave de la Semana Santa de Tarazona, como es el caso del Solemne Vía Crucis de la Parroquia de la Inmaculada, o en el Sellado del Santo Entierro de la Venerable Orden Tercera.

Precisamente, los alabarderos de Tarazona tienen su origen en esta orden. Los hermanos de esta orden organizaban la procesión del Santo Entierro desde 1628, y unos años después, en 1655, aparece la figura del alabardero. Por entonces, la Venerable Orden Tercera estableció que debía existir un centurión, dos maestres de campo y dos reyes de armas para el Santo Entierro.

Posteriormente, en 1864, se decidió cambiar los ropajes de los alabarderos, y vestirlos de soldados romanos, similares a los que se usaban en la procesión de Zaragoza. Ya en este momento, el número de alabarderos había aumentado, y la Guardia Pretoriana la componían ya doce miembros, cifra aún menor que en la actualidad, cuando se número es de 24 soldados.

Fotografía: Turismo Zaragoza Moncayo

Te puede interesar

Escribe un comentario