Turismo en la Iglesia Parroquial San Gil Abad

Hablar de la provincia de Zaragoza es también estar haciendo mención acerca de un turismo único en toda la región, ya que en la misma se puede encontrar una grande cantidad de pretextos que siempre van a ser de interés de sus visitantes.

La historia de la ciudad cuenta que luego de su reconquista se habría construido un templo románico que posteriormente fue destruido a mediados del siglo XIV, esto con el objetivo de construir sobre estas ruinas la que actualmente se conoce como Iglesia mudéjar; de su construcción original aún se puede encontrar su portada principal, pues ésta data como fecha de construcción el año de 1640, pudiéndose hacer notar también la presencia de una torre levantada cuyo material de construcción principalmente es el ladrillo, misma que en cambio pertenece al año de 1356.

Un simple recorrido por el interior de esta iglesia nso da a conocer la reforma barroca que se le implementó, algo que fue posible realizarlo entre el año de 1719 y 1725; como anécdota vale mencionar que en este periodo de tiempo la torre tuvo que ser reorientada, esto con el objetivo de que la nueva entrada tenga otra posición diferente a la original.

Entre algunos elementos que vale la pena conocer en esta edificación religiosa, está su retablo mayor, la cual está dedicada de forma especial a San Gil Abad; la sacristía en cambio fue construida en un período que cubrió el año de 1776 y 1779, teniendo una bóveda decorada con frescos de Ramón Bayeu así como también una serie de muros en los que se dispone a 7 pinturas cuya autoría es fray Manuel Bayeu.

Te puede interesar

Escribe un comentario