Visitar un antiguo colegio en nuestro turismo en Zaragoza

fachada principal del Antiguo Colegio de los Jesuitas en Calatayud

Hacer turismo en Zaragoza no solamente quiere decir que visitemos a su ciudad capital, sino que más bien debemos disfrutar de todos aquellos elementos que con parte de su historia; uno de ellos entorno se encuentra en el Antiguo Colegio de los Jesuitas en Calatayud, sitio de visita obligada para quienes deseen conocer algo más de la ciudad.

El Antiguo Colegio de los Jesuitas en Calatayud hoy en día ha pasado a ser sede de la UNED, la cual es parte de la Fundación de la Compañía de Jesús y que esta ubicada a un lado del Seminario de Nobles (lugar que es la sede de los juzgados). De esta manera, conocer a este antiguo colegio puede ser una grata experiencia si nos dirigimos a su parroquia de San Juan el Real y conocer algo más del turismo en Zaragoza pero en su campo histórico.

El Antiguo Colegio – parte de la historia y turismo en Zaragoza

El Antiguo Colegio de los Jesuitas en Calatayud comienza prácticamente su historia en el año de 1564, época en la cual el limosnero de La Seo del Salvador de Zaragoza (Rodrigo Zapata) decidió fundar un colegio que pertenezca a la Compañía dentro de la ciudad, algo que se habría ejecutado para el año de 1584; esta decisión tan noble por inaugurar un colegio surgió gracias a una cantidad de sermones que habría echado este personaje en Salamanca. Visitar este antiguo colegio representa conocer parte de la historia y el turismo en Zaragoza.

Este Antiguo Colegio de los Jesuitas en Calatayud llegó a tener un nivel de educación bastante alto, algo que incluso llegó a superar a determinadas universidades que se encontraban implementadas en la época; razón de ello es que se hizo la solicitud respectiva para que los estudios de sus estudiantes puedan continuar en el mismo lugar pero en un nivel superior es decir, universitario. Esta solicitud no fue aprobada, razón por la cual en el año de 1752 se creó al Seminario de Nobles. Lastimosamente, por un decreto que ordenaba la expulsión de los jesuitas en el año de 1767 por parte de Carlos III, todas estas instalaciones quedaron sin funcionamiento. Sin duda que esto es parte de la historia que conoceremos en nuestro próximo viaje de turismo en Zaragoza.

Te puede interesar

Escribe un comentario