De paseo por el Jardín Botánico

Jardín Botánico

Una visita al Parque Grande no está completa si no visitas el Jardín Botánico. Situado en lado derecho de la Avenida de San Sebastián de este espacio verde zaragozano, el Jardín Botánico fue construido en el lugar que podemos verlo hoy hace más de 40 años, aunque ha estado en varios lugares anteriormente desde sus orígenes hace más de 200 años.

Aunque pocos lo sean, el Jardín Botánico se llama Xavier de Winthuysen, en recuerdo al artista sevillano que entre los años 1920 y 1930 se dedicó a crear el Parque Grande de Zaragoza gracias a sus conocimientos de jardinería artística.

Nada más entrar al Jardín Botánico, lo primero que nos encontramos es un estanque de 192 metros cuadrados con una clepsidra, un reloj de agua rodeado de patos y cisnes. Tras el estanque, el Jardín Botánico esconde decenas de especies vegetales, forestales, coníferas y arbustivas tanto de Aragón como del resto del mundo.

En sus 17.000 metros cuadrados de superficie hay unas 150 especies de árboles y arbustos entremezclados en un espacio de zigzagueantes caminos. Entre las especies que podemos encontrar en este jardín, destacan especies como el cotonoeaster chino, el níspero de Japón, arces de Montpellier, sauces, chopos, madroños, entre otras muchas especies.

de Japón, sauces, chopos, madroños, adelfas o el desconocido arce de Montpellier son algunos de los tesoros que se esconden dentro de unas verdes paredes que se convierten en un espacio de paseo

Te puede interesar

Escribe un comentario