El Palacio de Congresos de la Expo, un edificio singular

Palacio de Congresos Expo Zaragoza

Zaragoza es una ciudad de congresos. Año tras año, decenas de miles de congresistas acuden hasta la capital aragonesa para participar en congresos, ferias y convenciones, convirtiendo a nuestra ciudad en uno de los grandes centros de convenciones del país, tras Madrid, Barcelona y Valencia. Sus atractivos turísticos, su amplia capacidad hotelera y sus excelentes infraestructuras han consolidado Zaragoza como un lugar de referencia para el turismo de congresos.

Entre las infraestructuras que han ayudado a consolidar a la capital aragonesa como ciudad de Congresos destaca el Palacio de Congresos de la Expo. Un edificio singular que fue diseñado con en el recinto de la Exposición Internacional del 2008 con motivo de la celebración de la misma por el prestigioso estudio de arquitectos Nieto y Sobejano.

Durante la Expo, el Palacio de Congresos fue la sede de numerosos eventos, actos institucionales y días de países que llenaron el calendario del verano del 2008. Tras la clausura de la Expo, el Palacio de Congresos de la Expo fue de los pocos edificios que conformaban la muestra que permanecieron abiertos y en uso, alojando reuniones, y congresos y convenciones, además de espectáculos de ópera, musicales, ballet y conciertos.

El edificio en sí destaca por su singularidad, y por sus proporciones. Con una longitud de 167 metros y una altura máxima de 34 metros, en el edificio destacan especialmente el majestuoso hall de 20 metros de altura con sus caprichosas formas, y el auditorio, con capacidad para 1.400 butacas. Además, en el edificio hay nueve plantas entre las que se reparten salas modulares y de reuniones adaptables a cualquier necesidad.

Más información – Pabellón de Congresos Expo Aragón

Te puede interesar

Escribe un comentario