La librería Cálamo, un lugar diferente en Zaragoza

Librería Cálamo

Interior de la célebre librería Cálamo

Zaragoza está entre las ciudades más importantes de España y no sólo por su relevancia económica, sino por ser también un foco cultural.

La Universidad de Zaragoza sirve como eje de esa cultura que lleva a la ciudad a estudiantes, profesores, doctores y demás estudiosos que no sólo buscan en la ciudad gastronomía, diversión y buen clima. Solo ante un público así es posible que negocios como la librería Cálamo lleve más de tres década abierta. ¿No han estado? Pues pasen y lean.

Esta librería cuenta con dos plantas que acogen metros de estanterías que soportan cientos y cientos de libros. Desde la segunda planta se puede contemplar desde un balcón la original decoración que alegra el local: unas jaulas que cuelgan del techo con unas pajaritas de papel en su interior.

Desde 1983 esta librería siempre ha buscado acercar de otra forma los libros a la gente, por eso, además de las presentaciones de libros, coloquios y conferencias, realizan otras actividades como “fiestas porque sí“. Estas fiestas consisten en reunir a gente por el mero hecho de pasarlo bien mientras se bebe un buen vino y se toman unas tapas junto a los libros.

Y el vino no sólo entra de forma esporádica en esta librería, sino que está de forma permanente ya que cuentan con una vinoteca. Tienen una sección de venta de vinos. La selección la realizan en colaboración con la Vinatería El Rincón del Arpa de Tarazona. Hay un rincón de degustación en el que te puedes sentar en una mesa para tomar café o probar uno de sus vinos.

Ubicada en la Plaza de San Francisco, en el edificio contiguo se encuentra “Cálamo Infantil”, la librería especializada en literatura infantil y juvenil.

Todo un lujo que una ciudad cuente con una librería así.

Te puede interesar

Categorías

Cultura

María Ibáñez

Soy Gestora de Información y Documentación (la manera fea de llamar a los bibliotecarios y archiveros). Me gusta viajar, descubrir las ciudades, fijarme en los detalles, las anécdotas, la historia, exprimir las guías y contar aquello veo y descubro. He tenido la suerte, además, de poder vivir en varias ciudades españolas y alguna del extranjero.

Escribe un comentario