Zaragoza celebra el quinto aniversario de la Expo 2008

Exposición Internacional Zaragoza 2008

El tiempo pasa volando, y hace ya cinco años que la Exposición Internacional del 2008 abrió sus puertas en Zaragoza. La Expo fue sin duda un revulsivo para la ciudad, ya que logró cerrar asuntos pendientes para Zaragoza, como la recuperación de las riberas, la reforma del Aeropuerto, o los cinturones de ronda, por poner unos ejemplos.

Además, impulsó la proyección exterior de la ciudad y quitó esa capa de casposidad que había en muchos sectores ciudadanos. Hoy, cinco años después, el recinto de la Expo todavía funciona a medio gas a causa de la crisis económica que explotó nada más acabar la muestra internacional, pese a que todo fue construido para poder ser reconvertido y reutilizado.

Tras la clausura de la muestra, además del Parque del Agua y todos los equipamientos que conlleva, se mantuvo abierto tanto el Palacio de Congresos como el Hotel Hiberus y el Acuario de Zaragoza.

Y después, lentamente, se ha ido llenando la mitad de la superficie de los pabellones internacionales. De los 77.000 metros cuadrados del edificio de pabellones internacionales, casi la mitad está ya ocupada o comprometida por instituciones y algunas empresas.

Además, se acaba de inaugurar la Ciudad de la Justicia, y tres de los locales han sido ya ocupados por establecimientos hosteleros y comerciales.

Aún así, todavía faltan por recuperar algunos de los iconos más importantes de la Expo. El Pabellón Puente ha sido reabierto por Ibercaja para poder ser visitado, pero todavía falta poner en marcha en este edificio el museo impulsado por la entidad financiera aragonesa.

La Torre del Agua también será reabierta en breve para uso turístico, tras la renuncia de Caja Inmaculada a gestionar el edificio e instalar allí el museo al que se comprometió. Lo que sí que parece que volverá este año al edificio es la escultura del Splash.

Más difícil parece que lo tienen el Pabellón de España, edificio en el que el Gobierno de España pensaba instalar el Instituto contra el Cambio Climático, y con el que se incumplen las promesas realizadas por el ejecutivo español una y otra vez, y el Pabellón de Aragón, otro edificio que fue icono de la muestra internacional y para el que el Gobierno aragonés parece que no le encuentra el uso adecuado.

Más información – La Torre del Agua abrirá en las próximas semanas

Te puede interesar

Escribe un comentario