Recorriendo a Moncayo, el guardian de los viñedos

Así es como se le denomina a toda esta región, ya que en las mismas faldas del Moncayo se disponen una gran cantidad de cultivos del viñedo, razón por la cual se le considera a este como el guardián de los viñedos.

Podemos partir desde Malon en este interesante ruta, encontrándonos en primera instancia con el “museo del agua” que esta ubicado en un sitio muy privilegiado de que ofrece una maravillosa panorámica de toda la cuenca que ofrece el río Queiles. Posteriormente estaremos llegando hacia las mismas faldas del Moncayo si seguimos la ruta CV-610, debiendo tomar un desvío en la CV-608 para llegar a San Martín de la virgen del Moncayo, donde podemos compartir con los vecinos de la región sobre los distintos secretos que aquí existía sobre las setas, abriéndose para nosotros un pequeño área de conocimiento en cuanto a la micología.

Si seguimos por esta vía (CV-610) llegaremos muy pronto a Trasmoz, en donde se encuentra la sede de la cooperativa Acebo Moncayo; la importancia de este lugar está en que aquí se elaboran los más deliciosos quesos, conservas y patés. Pasando esta región y siguiendo por la misma vía llegaremos a “Vera del Moncayo” así como también al monasterio de Veruela, el cual ha sido considerado como un monumento y que bien vale la pena conocer. Aquí se encuentra ubicado el museo del vino de la D.O. Campo de Borja, que específicamente esta situado en un antiguo aljibe que pertenece al recinto monacal.

Siguiendo nuestro recorrido llegaremos posteriormente al Añón del Moncayo, al monasterio por medio de la vía Z-373 y posteriormente a Alcalá del Moncayo por la vía CV-203.

Te puede interesar

Escribe un comentario